Pequeños Mensajes 32.

la foto-20

Pequeños mensajes 31

la foto-19

Pequeños mensajes 30

la foto-18

Pequeños Mensajes 29

la foto-17

Una felicitación cargada de recuerdos.

IMG_4165

 

De nuevo ha llegado este día tan especial. Y…. no¡¡ No es porque sea San Valentin, que yo a ese no le conozco, es porque un día como hoy, hace unos pocos años, conocí a una cosita pequeña y negruzca…… (¡¡¡sí, lo fue durante unos días¡¡¡) que llenó mi corazón de alegría desde el mismo momento en que la vi.

Ya no esperábamos a nadie más en la familia, (sobre todo mis padres), esa es la verdad, pero cuando llegó, todos supimos en seguida que nos faltaba ella.

Esa cosita pelona y blanquita de ojos azules, que te daban unas ganas de comértela….

Recuerdo esa disposición que tenía para emprender cualquier cosa, aunque no fuese normal para su edad, nos dejaba siempre como decimos en mi pueblo, con la boca abierta. Aún la mantiene intacta. Es que no he visto a nadie como ella.

Su carácter, o más bien su cabezonería, con la cual siempre conseguía salirse con la suya…..Y lo sigue haciendo…

Esa picardía, que nos dejaba sorprendidos a todos.

Su alegría y su entusiasmo, tan contagiosos, que a su lado, no existía la tristeza. Eso por supuesto que no ha cambiado en absoluto.

Podría escribir mil historias sobre ella, porque siempre andaba metida en todos los “fregaos”.

Si estaba con niños, algo le pasaba, porque no dejaba de estudiar la manera de hacer lo que ya le habían dicho que no hiciera.

Si estaba con mayores, lo mismo, porque, o se le escapaba algo de lo que ya habían “trajinado”, o se le metía una cosa en la cabeza, y seguro que la conseguía, pero yo diría que “calentika”….jajajajaja (ahí lo dejo)

Os cuento una muy buena, un día en el supermercado con mi madre.

Todas las semanas mi madre tenía que hacer la compra y como vivíamos alejados del pueblo, iba en bus. Al ser la compra semanal, sólo mi madre llenaba casi todo el autobús de bolsas (cuando en alguna ocasión hemos hablado de eso entre nosotras, nos reímos, pero a la vez nos preguntamos cómo haría mi madre para ir a comprar a tantos sitios y que le diera tiempo de coger el autobús de vuelta sin perder una bolsa)

Pues bien. A veces, alguno de nosotros acompañaba a mi madre, para ayudarla, y los demás nos quedábamos en casa, esperando, pero en cuanto se acercaba la hora de la llegada del autobús a nuestra parada, salíamos pitando. Por una parte por ayudar a mi madre con las bolsas y por otra por la ilusión. Sabíamos que siempre nos traía algo. Aunque fuese un queso….jajajaja. Nosotros éramos felices así…..

Ese día en concreto, fuimos las niñas a ayudar a mi madre. Mi Vanesika y yo. Ella tendría siete años, más o menos. Y yo once más que ella……(¡¡¡contre¡¡¡¡ haced la cuenta¡¡). Fuimos a un supermercado que en este momento ya no existe, pero que en su día siempre estaba lleno. Yo iba pendiente de la niña porque así mi madre podía hacer la compra más tranquila, pero era imposible, por cada pasillo pedía algo. Pero cuando llegamos a los frutos secos………A la niña se le antojaron, unas estrellitas…….Os la podéis imaginar????

En un leve tono -mamáaaaaaa…..yo quiero estrellitas de esas……..-

Mi madre ni caso.

En un tono más alto -mira¡¡¡¡ mamááááá¡¡¡¡ estrellitas¡¡¡¡¡¡

Mi madre ni caso.

Gritando-mamáááááááá¡¡¡¡¡ joooooo¡¡¡¡¡¡¡ que te estoy hablando¡¡¡¡¡¡¡¡¡ que mires¡¡¡¡¡¡¡¡¡ estrellitas¡¡¡¡¡¡¡

Mi madre ,claro, con buenos modales, la cogió de la mano e intentó convencerla de que aquello estaba duro (y era cierto) y que no era para los niños.

La niña gritando -que no¡¡¡¡¡¡ que no está duro¡¡¡¡¡¡¡ que está blandito¡¡¡¡¡¡¡ si son estrellitas¡¡¡¡¡¡¡

Mi madre -Vani, cariño, otro día, que hoy las estrellitas están duras. Venga cuando salgamos te compro gusanitos.

La niña gritando -clarooooo¡¡¡¡¡¡¡¡¡gusanitos¡¡¡¡¡¡¡¡¡ si yo quiero estrellitas¡¡¡¡¡¡

A todo esto mi madre tirando de la niña hacia la caja para pagar y salir de allí. Yo tirando del carro lo más rápido posible para que la gente no escuchara más aquellos gritos. Vaya pulmones la canija.

Por fin, nuestro turno. Empiezo a colocar cosas en la cinta mientras mi madre sigue luchando con la energúmena. Y en el momento en que ya tenía casi todo empaquetado……….

Veo a mi madre. (Y no quise verla la verdad. Yo no quería mirar, pero era increíble lo que estaba viendo)

En un sólo gesto, como si fuese una escena de la peli de Matrix, mi madre cogió de un brazo a la niña, la tumbó en el suelo, le gritó, le cambió la cara de color, la puso boca arriba y boca abajo, la estrujó, la volvió a levantar, le recolocó el vestido y pagó en caja. Repito. Que esto es lo bueno.En un sólo gesto.

Salimos del super que no podíamos tirar con la cantidad de bolsas. .

Cuando llegamos a casa, bajaron mis hermanos a ayudarnos. Y nada, como siempre. En todo el día no se escuchó a nadie  ni respirar.  Sólo de vez en cuando un suspiro…..

Al día siguiente, vinieron mis tíos y mis abuelos. Y después de comer, mi madre contó, como anécdota, lo que había pasado el día anterior. Y lo mejor de todo viene ahora. Cuando mi madre dijo:

-Es que es una cabezona, si hubiese querido otra cosa. Pero eso tan duro¡¡¡¡- Porque es que está duro. Eso yo no sé ni cómo la gente lo compra.

Lo que se le antojó a la niña eran estrellitas, pero de patata, lo que pasa es que hay que freírlas, si no se fríen, están duras claro.

Ains………

Espero que te hayas reído al recordar este día y que lo sigas haciendo siempre.

Por muchos años que pasen, nunca vas a dejar de ser mi niña. No tienes que cambiar nada porque lo tienes todo.

IMG_2919

……….NO TE QUIERO PORQUE QUIERA QUERERTE…………………ES QUE TE QUIERO……………………

 

 

 

 

 

 

 

Pedazos de un libro 1.

Todo era un compendio de cosas revueltas para ella. Emociones, belleza, intriga. Todas ellas, unidas al deseo, hacían de la atracción que sentía hacia él, una ansiedad extrema.

Estaba vistiéndose y sólo pensaba si él le gustaría, aquella camiseta que dejaba uno de sus hombros al descubierto.
-Creo que sí, es bonita, y este gris azulado le va muy bien a mis ojos…..Sí. Me gusta…..-volvía a darse otra vuelta- Pero le gustará a él??- Y porqué no?. Siempre me dice que estoy preciosa…-

Sin dejar de mirarse al espejo y sonreír, de nuevo dejaba atrás la realidad y daba paso, a la que irremediablemente se había convertido en la mayor de sus pretensiones. Sentirle y no morir después de hacerlo. Mientras su mente vagaba por sus sueños, iba dando vueltas por la habitación como una peonza, con los brazos abiertos y hablando en voz alta.

-¡¡Quiero que te quemen las ganas de volver a verme. Que cuando pienses en ese momento, las mariposas se salgan de tu estómago y te nublen la vista (para que así no puedas ver mis imperfecciones). Que se ilumine tu cara y sonrías cuando te acuerdes de mi. Quiero ser el motivo de tu felicidad…¡¡.

Y seguía girando, despacio, intentando detener el tiempo con sus pensamientos.

Pedazos de un libro 2.

Al despertar se dio cuenta de que la luz que llegaba a sus ojos era artificial. Una decena de grandes ventanales  alrededor de la estancia, permanecían cerrados y mudos al dolor.

Enormes cortinas colgaban casi desde el techo. Se desplegaban como abanicos rotos, arrastrando por el suelo sus deshechos.

Frente a la hermosa y antigua cómoda, la cama matrimonial, servía de apoyo a un gran espejo que se desmoronaba ya apenas sin aliento.

Lo que más llamó la atención a Zoe, todavía adormilada, fue un inmenso baúl, tallado con escenas que no llegaba a comprender, aunque no quiso perder el tiempo intentando averiguar lo que más tarde le vendría dado.

Prefirió dejarse arrastrar por aquellos labios que bajando por su espalda le gritaban a su piel,  aquella cálida lengua que sin tregua buscaba su boca.

– Sí -dijo ella- sigue por favor. ¡¡Sigue¡¡. Ahora no. Otra vez no. No me hagas sufrir más. ¡¡Me vas  a volver loca¡¡.

Una voz masculina le contestó:

-Sufrirás tanto como yo quiera que sufras. Todo tiene un precio y tu estás pagando el que te corresponde. Recuerda que fuiste tu quien decidió empezar todo esto. Ya te advertí que no sería fácil, pero no me hiciste caso. Ahora, niña bonita, sólo vivirás para hacer realidad mis sueños…..

Al rico brownie……..¿en tres minutos?.

Como me decía y mi padre, y aun sigue haciéndolo: ” todos los días son días de aprender”. Sí, suena un poco redundante, pero así es como me lo enseñó y así será para siempre.

Hoy he recibido un mail con una receta de cocina. Y como siempre quiero compartirla.  Es tan sencilla, tan rápida y sale tan rica……que será una tentación.

Se trata de hacer un brownie de chocolate en tan sólo tres minutos.

INGREDIENTES:

  • 4  cucharadas  soperas  de azúcar
  • 4  cucharadas  soperas  de  harina
  • 2  cucharadas  soperas  de   cacao en polvo
  • 2  cucharadas  soperas  de   leche
  • 3  cucharadas  soperas  de    aceite
  • 1  huevo

Se pueden hacer algunas rectificaciones, como por ejemplo, sustituir el aceite por mantequilla, pero, eso sí, que no esté recién salida del frigo, un golpecito de microondas y lista.

Otra cosa, el cacao. Se puede utilizar cualquiera, incluso nesquik. Yo además le puse unos trocitos de un chocolate puro.

Con respecto a la harina, yo he puesto mitad  de trigo y mitad maizena para darle más suavidad. Pero ya sabemos que hay personas intolerantes al gluten, así que tendrán que utilizar o sólo maizena o mitad harina de arroz y mitad maizena. Se pueden hacer incluso integrales.

Y con chocolate blanco?????

Y de helado rocher?????????

Y de…………………

Vale vale, ya sé que imaginación os sobra, así que lo dejo a vuestra elección.

PREPARACIÓN:

Yo he utilizado un bol de cristal mediano, por comodidad, pero una vez hecha la masa y para que quede más bonita la presentación, la podemos distribuir en jarras, vasos, tazas etc.

Ponemos el azúcar, la harina y el cacao y lo mezclamos. Añadimos el huevo y seguimos removiendo. Para terminar, la leche y el aceite. Metemos en el microondas tres minutos y LISTO.

Tenemos un estupendo y riquísimo brownie que se ha hecho mientras preparábamos un delicioso café.

A que mañana te apuntas a esta merienda?

Pues no esperes. Sorpréndelos en la cena con un postre especial.

Lo acompañáis con helado en forma de olas y vamos, triunfáis.

Quién se atreve a contarme su experiencia?

Patatas a la crema (apta para celíacos)

FullSizeRender-6

Una manera fácil y rápida de preparar una cena. Como siempre intentando que sea sana y apta para celíacos. Así que los ingredientes que he utilizado son bajos en grasa y sin gluten. La leche además es sin lactosa.

Porque quiero que todo el mundo pueda disfrutar de mis recetas.

INGREDIENTES: (para 4 personas)

  • 2 patatas medianas por persona
  • 2 cucharadas de mantequila (rasas)
  • 1 cucharada sopera de harina
  • 200 ml. de leche
  • 200 ml. de nata
  • sal, pimienta, nuez moscada (opcional)
  • curry (opcional)

PREPARACIÓN:

Pelamos las patatas y las troceamos en rodajas como de medio centímetro de espesor

Ponemos en una cazuela un fondo de agua (como 2 cm.) con sal, y ponemos las patatas dentro. La tapamos y llevamos al fuego para que se hagan al vapor. (también podemos utilizar la Thermomix, una vaporera, o simplemente hervirlas, aunque ya sabemos que así pierden propiedades). Las patatas deben quedar más bien enteras. Así que el tiempo dependerá del método de cocción que utilicemos. (unos 30 minutos como máximo)

Cuando vemos que las patatas ya casi están, ponemos en una sartén la mantequilla. Cuando esté derretida añadimos la harina y removemos hasta que tome color. Vamos añadiendo la leche tibia (calienta un minuto en el microondas) para que ligue la salsa como una bechamel.

Añadimos la nata y seguimos removiendo. Salpimentamos generosamente. La nuez moscada y el curry son opcionales.

Regulamos el espesor de la crema con agua de la cocción de las verduras, hasta que quede como una bechamel más bien clarita.

Ponemos las patatas en una fuente, cubrimos con la crema, le picamos unas lonchas de york por encima y le rallamos un trocito de queso en el momento (si tenemos queso rallado también se puede utilizar, yo le he puesto un semicurado para darle saborcito).

Yo las he acompañado con unas mini bolitas de carne picada que me había sobrado de hacer unas hamburguesas. Le he puesto unos huevos a la carne y han quedado muy jugosas.

FullSizeRender-4

Ya he dicho que los ingredientes son bajos en grasas y sin gluten. Así que a comer todo el mundo.

Pequeños mensajes 28.

Photo