Mi estado laboral.

 

Cada día me siento mejor en el trabajo.

La relación con las compañeras hasta este momento, no está nada mal. Tenía mucho miedo a esto. No es que busque una cordial o fraternal amistad entre encargadas, empleadas y compañeras, no es eso, pero me gusta que el ambiente que se respire en el lugar de trabajo sea lo más agradable posible.

Esto hace que las personas se sientan bien, que  confíen en ellas mismas y a la hora de desarrollarse tanto a nivel personal como profesional sea todo más fluido.

Aún no entiendo muy bien todo eso de los horarios tan dispares,  como sacar una etiqueta, o como asociar un producto, etc, y esto como poco, porque hay muchísimo más, pero bueno, habrá que ir con paso corto y firme para aprenderlo todo.

Y mientras todo esto llega, yo intentaré hacer mi trabajo de la mejor manera posible, haciendo sonreír a ese cliente gruñón que protesta por todo, a esa ama de casa que llega histérica a comprar con los niños, al adolescente que llega sobrado de pasotismo, al niño que han mandando hacer la compra de última hora y no quería bajar, a la abuelilla que dice que para lo que le queda de vida………

Sobre todo a ésta última, voy a poner todo de mi parte, por arrancarle una simple y triste  sonrisa.

Deja un comentario