Poder Interior.

Admiro a esas personas que hallan la fuerza en su interior.

Una seguridad personal forjada en la coherencia: vivir como se piensa, respetando los propios principios.

Nuestro poder interior reside en NO pensar una cosa, sentir otra, decir otra distinta y al final actuar de  manera diferente.

La conciencia es el verdadero timón de nuestra vida.

Si reconocemos que somos responsables de nuestros actos, pensamientos y palabras será la base inicial para recuperar nuestro poder interior.

Dijo Buda:

“La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo”

 

Deja un comentario